DesafiOSOmiedo by Stages

Gracias por disfrutar de Somiedo con toda tu pasión Pepelu. Nunca te olvidaremos.

Hoy en DesafiOSOmiedo esperábamos echar la vista atrás y contemplar con alegría la gran fiesta de nuestro décimo aniversario y los logros alcanzados por unos y otros, desde los campeones de España de larga distancia, hasta los ganadores de cada prueba, pasando por todos los deportistas que corren en nuestra carrera, porque sabemos que formar parte de DesafiOSOmiedo es un gran reto que cuando se propone y se consigue, sabe a victoria en sí mismo.

Pero esta visión se empañó de golpe y nuestra alegría quedó arrasada por completo nada más enterarnos de la terrible pérdida de uno de nuestros corredores en la montaña.

Pepelu era un deportista modesto y grande a la vez. Nuestra admiración está en las personas como él, que sin dedicarse al trail de forma profesional, se siguen calzando las zapatillas y recogiendo su dorsal, una vez tras otra, por la sencilla razón de que esta es su pasión, a pesar del gran desafío físico y mental que supone.

Pepelu ya había corrido en Somiedo y sabía que nuestra carrera es, fundamentalmente, una fiesta. Una comunión entre nuestra gran familia de voluntarios, las gentes de esta tierra y los cientos de corredores que año tras año nos vienen a visitar.

En DesafiOSOmiedo ofrecemos a casi un millar de deportistas el inmenso privilegio de poder correr por el Parque Natural y Reserva de la Biosfera de Somiedo y nos enorgullece que vengan, acompañados de algunos de los mejores atletas del mundo. Quién iba a decir a los paisanos que labraron estos caminos que por ellos iban a pasar hombres y mujeres a velocidades que jamás imaginarían.

Pepelu era una de ellos. Ya lo había vivido antes. Formaba parte de esa gran fiesta. Era uno de los nuestros. Nos duele en el alma que su visita en nuestro décimo aniversario se convirtiera en la última. Nos sumamos al desconsuelo de sus familiares, amigos y compañeros.

Pepelu se fue en nuestra carrera haciendo lo que más le gustaba y nosotros no podíamos hacer menos que cancelar la prueba nada más saber del terrible suceso.

No titubeamos, ni hubo lugar a dudas: la vida de una persona, de un compañero corredor, de un voluntario o de cualquier persona que esté compartiendo con nosotros la carrera prevalece sobre cualquier competición deportiva y sobre los resultados que se esperen de la misma.

Estos son nuestros principios, no tenemos otros y quien no los comparta que no venga.

Por eso, desde el momento en el que se confirmaron los peores presagios, tuvimos claro que la prioridad de nuestro equipo era rescatar con dignidad a la persona accidentada, así como sacar de la montaña de la forma más rápida y segura posible a los competidores y voluntarios que seguían allí arriba.

Por eso, queremos agradecer expresamente a las autoridades locales y a nuestra empresa de seguridad, SIED Asturias, que coordinaran con la mayor brevedad y diligencia todos los operativos necesarios.

También queremos mostrar nuestra gratitud al Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) y al 112, por su impecable cobertura. Gracias a los voluntarios del GM La Peña de Nava, presentes en la zona, porque sin ellos, la rapidez y precisión de localización hubieran sido imposibles.

Aún estamos impresionados y admirados por su entereza y su saber hacer en la circunstancia tan dura que les tocó vivir.

Queremos mostrar también nuestro reconocimiento a la empresa de autobuses Autos Sama-Gijón y a sus trabajadores, que nos habían dado el servicio de transporte a primera hora de la mañana entre Pola de Somiedo y Valle del Lago y que, a pesar de tener los autobuses de vuelta y cerca ya de su base, maniobraron con diligencia para volver a ponerlos en Somiedo a disposición de la carrera, solventando la evacuación de los deportistas que habían quedado neutralizados en zonas altas.

Gracias a la FEMPA y a la FEDME, a la Directora General de Deporte Asturiano Manuela Eleazar Fernández Ena, a EDP, Caja Rural de Asturias y demás colaboradores, por su presencia y por sus muestras de apoyo.

Nunca habíamos vivido una situación como esta y nunca se está suficientemente preparado para ello. Pero siempre tuvimos claro que nuestras prioridades eran la seguridad de nuestros corredores y el respeto a la vida de Jose Luis.

No concebimos DesafiOSOmiedo, ni lo haremos nunca, como una competición puramente deportiva. Siempre primarán en esta carrera los valores humanos que han caracterizado desde siempre a Somiedo y a sus gentes.

Hoy, poco nos importan los fastos de las victorias. No tenemos nada que celebrar. Se nos ha ido un compañero en nuestra fiesta del trail. Le honramos con nuestro recuerdo y le deseamos que la tierra le sea leve.

Si en 2025 volvemos a organizar nuestra fiesta, le recordaremos con cariño y le brindaremos a él las alegrías y los triunfos deportivos y personales de quienes quieran compartir DesafiOSOmiedo con nosotros.

Gracias por disfrutar de Somiedo con toda tu pasión Pepelu. Nunca te olvidaremos.

Descansa en paz.